“Los vendedores ambulantes son las luces de las calles de Chicago”: La razón por la cual esta organización local comenzó una iniciativa para proveer alivio a vendedores ambulantes

%E2%80%9CLos+vendedores+ambulantes+son+las+luces+de+las+calles+de+Chicago%E2%80%9D%3A+La+raz%C3%B3n+por+la+cual+esta+organizaci%C3%B3n+local+comenz%C3%B3+una+iniciativa+para+proveer+alivio+a+vendedores+ambulantes

Cortesía de GoFundMe

Una organización local proveerá fondos de ayuda a vendedores ambulantes después de que una disminución en ventas y una falta de ayuda federal los dejó enfrentando dificultades financieras– uniendo a la comunidad de Chicago. 

Increase the Peace, una organización dirigida por voluntarios que desarrollan líderes jóvenes y promueven la paz en un esfuerzo por disminuir la violencia, ha recaudado más de $30,000 a través de GoFundMe para proporcionar alivio a la comunidad de vendedores ambulantes de Chicago impactada por COVID-19.

Elizeth Arguelles de La Villita, copresidenta de la iniciativa ‘Increase the Peace Street Vendor Relief,’ ha estado en el negocio de vendedores ambulantes por más de 15 años. 

Arguelles, que comenzó a vender cuando era adolescente junto a su madre, ahora vende comida mexicana como tamales, champurrado, y arroz con leche todos los días por la calle 26 y Hamlin, para gastos personales y para ahorrar fondos para su universidad. 

Ella dijo que el bajo tráfico peatonal y de automóviles ha provocado que las ventas de vendedores ambulantes como ella caigan y luchen para llegar a fin de mes, dejando a la querida comunidad de vendedores ambulantes de Chicago sufriendo. 

“Los vendedores ambulantes son las luces de las calles de Chicago y de cualquier ciudad”, dijo Arguelles. “No requieren electricidad, pero iluminan mucho nuestra ciudad. Es hora de ayudar a los más vulnerables y a los que más nos necesitan “.

Arguelles dijo que antes del COVID-19, los vendedores ambulantes enfrentaban desafíos como el acoso policial y las ordenanzas municipales conflictivas. Ahora, esos desafíos consisten en la exposición de alto riesgo al COVID-19, la falta de representación y la falta de ayuda federal. 

“El fondo [Street Vendor Relief] proporcionará a los proveedores seleccionados asistencia en efectivo de $500. Se entregarán a cada hogar familiar para que lo utilicen para [sus gastos],”dijo Argüelles. “Lo más importante es que les proporcionará una pequeña paz mental.” 

Arias Benítez, residente de Back of the Yards y miembro de la iniciativa ‘Increase the Peace Street Vendor Relief,’ se dedica a ayudar a los vendedores ambulantes de la comunidad, ya que su madre ha sido vendedora en el vecindario de Back of the Yards. 

“Personalmente, vi la frustración y la ira en los ojos de mi madre cuando me enviaba enlaces de solicitudes de ayuda comercial y le decía que no calificaba debido a su estatus migratorio”, dijo Benítez. “Estoy haciendo esto por personas como mi madre y mis familias que podrían no tener ningún tipo de apoyo”.

Benítez dijo que la misión del comité de “Covid-19 Relief Fund for Street Vendors in Chicago”  es simplemente para ayudar a su comunidad. Actualmente formado por 14 personas en el comité, el grupo notó la falta de ayuda del gobierno federal, estatal y municipal para los vendedores ambulantes. 

“Cuando piensas en el verano en la ciudad, lo más probable es que pienses en paleteros o eloteros. Estas personas traen tanta felicidad a nuestros vecindarios y, sin embargo, están siendo ignorados ”, dijo Benítez. “La ciudad y el gobierno federal han hecho un buen trabajo al proporcionar asistencia financiera, pero dejaron de lado a las personas que no sólo no tenían trabajo debido a las órdenes de quedarse en casa, sino que también están indocumentados. Parecía que la única forma de hacer un cambio era hacerlo nosotros mismos “. 

Aunque la mayoría de los vendedores ambulantes no califican para recibir ayuda federal o el paquete de estímulo de $ 2 billones debido a su estatus migratorio, la alcalde Lori Lightfoot firmó una orden ejecutiva a principios de abril para ayudar a las comunidades de inmigrantes y refugiados indocumentados durante COVID-19, independientemente del país de nacimiento o estado actual de su ciudadanía. 

Después de alcanzar su meta inicial de $15,000, el comité aumentó su meta para recaudar $65,000 y  ayudar a tantas familias como sea posible. 

“Me siento eternamente agradecida por cada individuo que ha donado a nuestro fondo. Esto sirve como prueba de que nuestras comunidades lucharán entre sí con uñas y dientes y estoy muy emocionada,”agregó Benítez. 

Benítez espera que esta recaudación de fondos y esta historia sirva como una idea de las  frustraciones y las batallas diarias de los vendedores ambulantes. 

“Espero que la gente vea a los vendedores ambulantes como partes integrales de nuestras vidas y no simplemente como otra persona en la calle. Hay más por hacer y espero que cada persona que ha donado con un recuerdo con un vendedor ambulante [y] los valore un poco más ”, dijo Benítez. 

Yesenia Barrera, donante para el fondo de alivio para vendedores ambulantes afectados por el Covid-19 y residente de La Villita, se encontró con la página de GoFundMe a través de una página de Facebook y se sintió obligada a donar a pesar de enfrentar sus propios desafíos económicos. 

“La mayoría de los vendedores ambulantes en Chicago son inmigrantes que son trabajadores en mi punto de vista”, dijo Barrera. “[Doné] dinero, porque sé que juntos podemos tener un impacto en la vida de los vendedores ambulantes que luchan por ayudar económicamente a sus familias o a ellos mismos”.

Al crecer en La Villita , Barrera dijo que las caras familiares de vendedores ambulantes se han visto vendiendo por la calle 26 por más de diez años. 

“Se ha convertido en un elemento básico en nuestra comunidad y han contribuido en proveernos una prueba de su abundante cultura. En lugar de rogar por dinero, los vendedores ambulantes usan sus habilidades culinarias para compartir al público un poco de sus comidas culturales”, dijo Barrera. 

Ella dijo que ayudar a los vendedores ambulantes de cualquier manera es como ayudar a la comunidad con la que creció.

“Los vendedores ambulantes continúan compartiendo sus alimentos y se convierten parte de la economía”, dijo Barrera. “Tienen tantas habilidades que ni siquiera se dan cuenta de que las tienen porque la sociedad estadounidense los subestiman por no tener un título académico o una certificación formal. Es crucial que, como comunidad, los vendedores ambulantes reciban educación financiera, educación empresarial y orientación legal mientras navegan a través del recorrido de formalizar sus negocios “.