La segunda ola de la pandemia causa problemas para líderes comunitarios del suroeste de la ciudad

La+segunda+ola+de+la+pandemia+causa+problemas+para+l%C3%ADderes+comunitarios+del+suroeste+de+la+ciudad

Tori Smolen | La DePaulia

Ahora que Chicago entra en la segunda ola de la pandemia de coronavirus, líderes comunitarios piden ayuda para frenar su propagación en el lado suroeste. 

Los códigos postales 60632 y 60629 enfrentan las tasas más altas del coronavirus, casi duplicando sus tasas desde mediados de agosto, informó Block Club Chicago.

Estas áreas consisten de residentes predominantemente latinos, lo que hace que esta segunda ola de la pandemia sea un problema para la comunidad latina. 

Líderes comunitarios dicen que este problema no se puede abordar adecuadamente debido a la falta de recursos.

Jesús Hidalgo, líder juvenil en el vecindario de Gage Park para la organización comunitaria “Increase the Peace”, dice que Gage Park ha sido víctima de las tasas más altas del coronavirus.

“Ha habido una gran cantidad de casos en el vecindario … como que la gente no está siendo educada adecuadamente sobre cómo se propaga este virus, o no se les brindan los recursos adecuados para prevenir la propagación. … ”, dijo Hidalgo. 

“Apenas tenemos sitios de prueba aquí. Creo que solo tenemos sitios de prueba temporales en el vecindario de Gage Park”. 

Hidalgo dice que su vecindario no se ha recuperado de la primera ola de la pandemia financiera y emocionalmente, lo que dificulta la reducción de casos del coronavirus.

“Hace unos ocho meses empezamos como uno de los códigos postales con el mayor número de casos [de coronavirus] , y seguimos siendo el barrio con el mayor número de casos solo por la falta de recursos”, dijo Hidalgo. “Pero también ha habido un daño hacia la gente de nuestra comunidad porque hemos perdido vidas por el virus”.

Hidalgo dice que los negocios de su comunidad también han perdido mucho por el cierre de la ciudad y las bajas temperaturas. Él dice que negocios de su vecindario no están recibiendo la ayuda económica que necesitan en este momento. 

 Una ayuda que algunos trabajadores indocumentados, como María, del vecindario de La Villita, no pueden recibir.

María dijo que perdió su trabajo cuando dio positivo al coronavirus. Ella dijo que esta situación le causó mucho estrés porque no tenía suficientes ahorros para ayudar a sustentar tanto a ella como a su esposo. 

“Esta pandemia nos agarró sin nada, sin tener ahorros ni nada, aunque sea solo por unos días ”, Maria dijo. 

Debido a esto, organizaciones como Southwest Organizing Project, mejor conocida como “SWOP Chicago”, están tratando de ayudar a tantas familias como puedan con asistencia financiera. Han ayudado a más de 800 familias con alquiler y ayuda económica.

Mayra Rendon, organizadora de SWOP, dice que la mayoría de las personas a las que ha ayudado han sido familias indocumentadas.

“No tienen ningún beneficio que puedan solicitar, como el desempleo, o simplemente no [solicitaron]”, dijo. “No creo que nadie estaba preparado para esto y han agotado los pequeños ahorros que pueden tener o no tenían ningún ahorro “.

La vacuna para el COVID-19 no estará disponible hasta 2021 y pasarán meses antes de que esté disponible para el público en general, informó CNBC.

Los trabajadores de la salud dicen que esto los pone en tensión.

Jaylen Pérez, enfermera quien ha enfrentado el agotamiento de la pandemia en su trabajo, dice que el aumento de casos se ha vuelto abrumador. 

“Todos los días es estresante, pero [se he estado poniendo] con más frustración porque casi va a ser un año en que el virus ha estado en los Estados Unidos y nuevamente estamos viendo un aumento que se esperaba porque es temporada de gripe ”, dijo Pérez. “Es como el clima más frío, pero la cantidad de números que están saliendo es simplemente impresionante. Son tan altos en este momento”. 

Ella dice que la mayoría de sus pacientes han sido de comunidades de color ya que se debe a los hogares familiares multi- generacionales.

“Sé que muchas personas de color, comunidades, tienen hogares generacionales [con] sus familiares. Entonces, si una persona se enferma, toda la familia se enferma ”, dijo Pérez. “Es por eso que estamos viendo un auge en números de casos similares porque es posible que tengamos una persona que dio positivo, pero luego, cuando se van a casa y se aíslan, ¿realmente están tomando precauciones? ¿Están teniendo cuidado de cómo se transmite esto? Así que posiblemente haya más personas infectadas en casa ”. 

La ciudad de Chicago ha ampliado los sitios de prueba para las comunidades de color según ABC7 Chicago

Con esta segunda ola existe la posibilidad de que habrá menos puntos abiertos disponibles en las pruebas de sitios, lo que hace difícil mantener bajas las tasas entre las comunidades marginadas.