La suspensión de los comicios municipales en la República Dominicana causa protestas

Un+hombre+se+pone+la+bandera+de+la+Rep%C3%BAblica+Dominica+en+frente+del+%27Bean%27+de+Chicago.

Jonathan Aguilar | La DePaulia

Un hombre se pone la bandera de la República Dominica en frente del 'Bean' de Chicago.

Una suspensión realizada en los comicios municipales de la República Dominicana llevó a las personas del país caribeño a protestar en lo que se dice ser el corazón de Chicago: The Bean.

En medio de la votación, los funcionarios electorales de la República Dominicana informaron que hubo un error con la máquina de votación electrónica el 16 de febrero, lo que provocó ansiedad, incertidumbre y planteó preguntas sobre la posible corrupción que se lleva a cabo en el país caribeño. 

Pero el jueves pasado, los dominicanos en Chicago decidieron llamar la atención sobre este asunto al provocar una protesta pacífica realizada en solidaridad fuera del Parque Millenium en su Día de la Independencia. 

Para algunos, el clima frío no les impidió salir a protestar porque se dice que sus pensamientos siempre están con su gente en casa. 

“Yo vine a la universidad en Chicago, pero aunque yo este aqui, yo sigo pensando todo el tiempo en la República Dominicana”, dijo María Caamaño, 18, nativa de Santo Domingo, que sostenía un letrero que decía que su corazón siempre estará con la República Dominicana, incluso si estaba lejos.

Con las próximas elecciones presidenciales en mayo, el país debe asegurarse de que su sistema electoral funcione correctamente debido a previos informes que hacen comentarios sobre “campañas ilegales” y una “compra de votos”.

Se suspendieron las votaciones… algo nunca visto antes en la República Dominicana, no solo eso si no que no le dieron una explicación al pueblo del porqué, ni la responsabilidad de asumir lo que estaba pasando , dijo Kenia Julissa López, de 31 años, otra nativa de Santo Domingo. 

Julissa López agregó que el gobierno no quiere aclarar la razón por la cual hay tantas suspensiones no solo entre los votos, sino también en la junta, destacando que lo que quieren es: una explicación válida de este llamado fracaso.

“Que se tomen en cuenta las quejas del pueblo que ya habían,” dijo López. “Siempre hay algo oculto. Siempre se trata de ocultar algo, y lamentablemente, no es la primera vez que pasa en nuestro país “.

Ella también comentó que las protestas por la situación política han estado ocurriendo desde mediados de febrero, y desde que se acercaba el Día de la Independencia, los dominicanos propusieron que habría al menos un millón en las calles protestando en todo el mundo. 

“El pueblo ahora se ha despertado más a subir la voz y a llamar la atención para que sepan que nos estamos dando cuenta”, ella dijo. 

Alrededor del 60 por ciento del país se vio afectado por este “fraude” en los votos, según informó The New York Times, y como mencionó López, realmente “no es la primera vez”.

Las elecciones generales de 1990 en la República Dominicana provocaron protestas y acusaciones de fraude electoral después de que el titular Joaquín Balaguer del Partido Reformista Social Cristiano ganará las elecciones. 

La victoria de Balaguer llevó a la Autoridad Electoral Central a crear un conjunto de leyes electorales en 1992. 

Michelle Bueno Vásquez, de 24 años, residente de Rogers Park y organizadora de la manifestación pacífica, dijo que quiere dejar que el gobierno dominicano y la Junta Central Electoral sepa que el mundo está mirando.

“Los dominicanos creen que esta es otra oportunidad para que el gobierno destruya [nuestros derechos de voto] y mantengan el régimen actual del Partido de Liberación Dominicana que ha estado gobernando desde 2004”, dijo Bueno Vásquez. 

Bueno Vásquez dijo que su familia y amigos en Santo Domingo protestan todos los días y están dando lo que pueden por la causa y que se sintió inspirada a asumir la responsabilidad de organizar la manifestación. 

“Me siento enojado y dolorida: mi país está sufriendo en este momento. Exijo que nos den una explicación, nos den transparencia y que la Junta electoral renuncie ”, dijo Bueno Vásquez. “Queremos que se vayan, que renuncien porque todo en nuestro país está detrás de escena. Piensan que no nos va a importar, pero los dominicanos de todo el mundo se están alzando “.

A través de las redes sociales y de ‘boca-a-boca,’ Bueno Vásquez dijo que pudo unir a un grupo de dominicanos en Cloud Gate. 

Aunque sea una pequeña isla, dijo Bueno Vásquez, el impacto está llegando a todo el mundo con manifestaciones en ciudades como París, Bélgica, Madrid, Miami y Nueva York. 

“Esperamos ver que se respete la democracia, la transparencia, nuestra constitución, se respeten nuestros derechos democráticos y, en general, un gobierno que retribuya al país”, ella dijo. 

Nicollette Alayon, de 23 años, residente de Roger Park, dijo que se está manifestando por el derecho a elecciones justas. 

“Es horrible y estoy frustrada, pero estoy muy orgullosa de las personas que viven allí, porque están de pie y se están presentando en gran cantidades a la capital para mostrar lo que creen que es correcto”, dijo Alayon. 

Sin embargo, la República Dominicana no es el único país de América Latina que ha denunciado un “fraude” o “corrupción” dentro de su sistema electoral. 

Las elecciones presidenciales de Venezuela se llenaron de una nación que deshizo las tensiones entre la oposición y el régimen permanente de Maduro. 

Ana Romano, quien se ofreció como testigo en las elecciones para las gobernaciones estatales, habló con el reportero de Reuters , Brian Ellsworth, y dijo que la gente del partido socialista entró en las mesas de votación y pretendió ‘ayudar’ a los votantes, cuando en realidad, era un método de intimidación. 

Pero para Caamaño, la diferencia aquí es que los dominicanos están tratando de llamarle la atención a este asunto mucho antes. 

“Ya, los dominicanos están hartos de la falta de respeto del gobierno hacia nuestra democracia”, dijo. 

Sin embargo, ella no es la única que se siente así. 

Paola Pérez, de 19 años, quien también nació y creció en el país caribeño, dijo que lo que está sucediendo actualmente es un acto vergonzoso del gobierno.  

“Lo que está pasando ahora es una ‘sin verguenzeria’ de la gente del gobierno” , dijo Pérez. “Estas son cosas que han sucedido muchas veces antes y creo que por primera vez en mucho tiempo estamos [protestando] y lo estamos haciendo con orgullo”.  

Julissa López agregó que lo que temen es que la situación en la República Dominicana algún día llegue a un punto de completo caos. 

“Lo que tememos es que se vaya transformando en una situación hasta que después nos lleve a la ruina, como lamentablemente pasó en Venezuela” ella dijo. “A Pesar de que estamos aquí, nuestras raíces siguen aya.. seguimos invirtiendo en nuestro país”.