Una ofrenda en el Museo Nacional de Arte Mexicano celebrando las vidas de aquellos que han fallecido en el último año.
Una ofrenda en el Museo Nacional de Arte Mexicano celebrando las vidas de aquellos que han fallecido en el último año.
Alyssa N. Salcedo

En Día de Muertos, una comunidad en luto celebra la vida de mujeres de Chicago asesinadas o desaparecidas, buscan justicia: ‘Ella no ha sido olvidada y todavía es amada.’

La comunidad se une para rezar y protestar por sus seres queridos fallecidos a través de una tradición que ha trascendido fronteras.

La comunidad de La Villita todavía está de luto por la pérdida de decenas de mujeres que han sido víctimas de la violencia armada, abuso doméstico o han desaparecido. Reyna Cristina Ical Seb, una migrante guatemalteca de 20 años, fue una de ellas.

Apenas días después de su cumpleaños, el 22 de febrero, Ical Seb fue encontrada muerta en un oscuro callejón en el barrio de La Villita. 

Fue asesinada mientras regresaba a casa desde el trabajo y hasta el día de hoy, sus padres siguen cuestionando por qué su hija, quien les había prometido ayudarles a construir una casa, fue asesinada, según informes. 

En el Día de Muertos de este año, se honró la vida de Ical, junto con la de cientos de otras mujeres asesinadas en el área de Chicago, en ofrendas y otros eventos que conmemoran la tradición mexicana que celebra la vida recordando a los que han partido.

Este año, la exhibición anual del Día de Muertos del Museo Nacional de Arte Mexicano (NMMA) rinde homenaje a las mujeres que han sido violadas, desaparecidas o asesinadas tanto en Chicago como en todo el mundo, según Cesáreo Moreno, Director de Artes Visuales y Curador Principal del NMMA.

Los curadores, Dolores Mercado y Gustavo Herrera, también quisieron honrar a aquellos que murieron como resultado de los terremotos en Siria y Turquía.

“Una vez que estás curando, tienes la responsabilidad de concienciar a las personas, de resaltar no solo las vidas hermosas que formaron parte de la comunidad, sino también recordar a las personas que han ocurrido cosas terribles que no se pueden evitar o ignorar”, dijo Moreno.

Una pintura de Paulina Jaimes titulado “Descanso”, en la exhibición del Día de Muertos del Museo Nacional de Arte Mexicano. (Alyssa N. Salcedo)

Baltazar Enriquez, presidente del Little Village Community Council (LVCC), ha estado luchando por la justicia y honrando las vidas de las mujeres asesinadas en La Villita y Pilsen en los últimos años.

El LVCC creó un comité llamado Las Valientes que aboga por las mujeres que sufren violencia doméstica. El comité brinda educación sobre cómo denunciar el acoso y el asalto sexual, cursos de educación financiera para lograr la independencia financiera de los abusadores y ayuda a conectar a quienes sufren violencia doméstica con apoyo legal para obtener órdenes de protección, según Enriquez.

Las Valientes también ha realizado protestas y mítines por dos mujeres asesinadas en La Villita este año, Ical, y Rosa Chacón, quien fue encontrada muerta después de estar desaparecida durante cuatro meses.

Cuando se reportó la desaparición de Rosa Chacón, Enriquez y Las Valientes actuaron rápidamente, enfatizando a la comunidad que era necesario encontrar a Chacón. 

Después de casi cuatro meses, el cuerpo de Chacón fue encontrado en la cuadra 2300 de West 24th Place, según informes. Sin embargo, Enriquez y Las Valientes han seguido luchando por justicia para Rosa y su familia.

Continúan marchando en su honor.

Mara Castillo, miembro de Las Valientes y el LVCC, ha estado trabajando para instar a la policía a resolver estos casos.

“Una de las cosas que queremos asegurarnos es que le decimos al gobierno o a las autoridades que estamos aquí. Estamos aquí y seremos la voz de quienes no tienen voz, de esas mujeres que están muertas”, dijo Castillo.

Equipada con las máscaras de esquí rosadas características del grupo, como símbolo de las mujeres que tienen miedo de hablar, Castillo y otros miembros de Las Valientes han participado en protestas y mítines por Ical, Chacón y muchas otras a lo largo del año.

Durante sus marchas, suenan campanas y mencionan los nombres de las mujeres asesinadas en la comunidad, dijo Castillo.

“Intentamos traer sus nombres de vuelta y recordarlos,”, dijo Castillo. “Estoy aquí para hablar por ellas. Estoy aquí porque no estoy de luto, pero siento su dolor”.

Una fotografía de una mujer con maquillaje de calavera de azúcar en el Museo Nacional de Arte Mexicano. Esta foto forma parte de la exhibición del Día de Muertos en el museo. (Alyssa N. Salcedo)
Una instalación de arte compuesta por varias piezas en la exhibición del Día de los Muertos del Museo Nacional de Arte Mexicano. (Alyssa N. Salcedo)

Elizabeth Bello, hermana de Chacón, honró y recordó a su hermana celebrando el Día de  Muertos el pasado jueves. 

Se reunió con sus hermanos y su madre en el cementerio y celebró la vida de Chacón compartiendo sus comidas, bebidas y música favoritas, dijo Bello.

“Recientemente comencé a buscar en línea y encontré páginas de Facebook del Día de Muertos que me conectaron con la comunidad. Me acercó un poco a la herencia hispana detrás de esto. Luego vi la película ‘Coco’ y se me ocurrió hacer una ofrenda para Rosa”, dijo Bello. “Este es el primer año que celebramos de esta manera… Me dio paz saber que ella sabe que no ha sido olvidada y que todavía es amada”.

Bello compartió que presenciar la movilización de la comunidad por su hermana y ver ofrendas grandes como las del NMMA la hizo sentirse más conectada con la comunidad.

“Acerca a la comunidad, le permite a la comunidad saber que no está sola en esto… significa mucho porque te permite apoyarte mutuamente”, dijo Bello. “Ver que no solo tú, sino toda la comunidad recuerda a tu ser querido y está ahí para apoyar, es importante”.

Este es el primer año en la larga historia de la exhibición en el museo en la que el 60 por ciento de los artistas que contribuyen son mujeres. Esto fue posible gracias a una de las curadoras principales de la exhibición, Mercado, dijo Moreno.

“Ella ha curado probablemente más exposiciones centradas en las mujeres que cualquier otra persona que conozco, y lo ha hecho aquí en el museo. Realmente tiene una buena relación continua y conexión con las artistas locales”, dijo Moreno. “Las invita a crear una pieza. Ya sea sombría o enojada. Ya sea una obra de protesta o una obra conmemorativa para no olvidarlas”.

Algunas de las ofrendas en la exhibición son creadas por las familias de miembros de la comunidad local que han fallecido.

“Creo que definitivamente permite el proceso de duelo. La exhibición del Día de  Muertos transforma nuestras galerías en un espacio donde es bienvenido”, dijo Moreno. “…No estás atrapado en el duelo en el momento de perder a alguien, sino que es un evento anual que te permite considerar la muerte, de alguna manera, en un espacio seguro”.

Leave a Comment
More to Discover

Comments (0)

All The DePaulia Picks Reader Picks Sort: Newest

Your email address will not be published. Required fields are marked *