Los empleados de Chicago McDonald’s exigen un salario mínimo de $15, se unen a la lucha nacional ‘Fight for $15’

Los+trabajadores+de+McDonald%27s+est%C3%A1n+exigiendo+un+salario+m%C3%ADnimo+de+%24+15+debido+a+una+escasez+nacional+de+mano+de+obra+en+la+industria+de+la+comida+r%C3%A1pida.

Erika Pérez | La DePaulia

Los trabajadores de McDonald’s están exigiendo un salario mínimo de $ 15 debido a una escasez nacional de mano de obra en la industria de la comida rápida.

Mientras la corporación McDonald’s continúa obteniendo ingresos durante la pandemia, los trabajadores de primera línea de McDonald ‘s han sobrevivido de cheque a cheque.

El 20 de mayo, los trabajadores de McDonald’s en Chicago se declararon en huelga junto con otros trabajadores en 15 ciudades de los Estados Unidos como parte de la iniciativa nacional “Fight For 15”. Los trabajadores de McDonald’s exigen que se les pague un salario mínimo de $15 debido a la falta nacional de trabajo en la industria de la comida rápida.

A nivel nacional, los trabajadores en huelga publicaron una carta al director ejecutivo de McDonald’s, Chris Kempczinski, que no solo exige un salario mínimo de $15, sino que también demandan el derecho de tener un sindicato.

“Estamos aquí luchando por la unidad, el respeto y la protección contra la pandemia”, dijo Teresa Cervantes, trabajadora de McDonald’s. 

McDonald’s dijo en un comunicado de prensa que aumentarán los salarios para más de 36,500 empleados en los restaurantes de McDonald en un promedio del 10 por ciento durante los próximos meses, aumentando a $15 por hora para 2024.

En un tweet de Fight for $15, ellos dijeron que el aumento no es justo, ya que solo afectará a las tiendas corporativas, que solo representan el cinco por ciento de las ubicaciones en EE. UU.

Si a los empleados de McDonald’s se les paga un salario mínimo de $15, los trabajadores de tiempo completo ganarían alrededor de $600 a la semana. Actualmente, a los empleados de McDonald’s se les paga alrededor de $480 a la semana.

“Usted gana miles de millones, no debería haber excusa para que no pueda pagarnos hoy”, dijo Ieshia Townsend, una trabajadora de McDonald’s y líder de Fight for $15 durante la conferencia de prensa de la huelga.

Otras cadenas de restaurantes de comida rápidas como Chipotle dijeron que aumentarán el salario de los trabajadores a un promedio de $15 por hora para fines de junio.

Los empleadores se ven obligados en gran medida a aumentar sus salarios debido a las condiciones del mercado laboral, como el aumento de la demanda de trabajadores.

“Para atraer a esos trabajadores, necesitan aumentar los salarios”, dijo el profesor de economía de DePaul, Brian Phelan.

Phelan describe las diferencias cuando el gobierno y el empleador aumentan el salario mínimo. Cuando el gobierno aumenta el salario mínimo, una fuerza externa en el mercado cambia el precio, y cuando eso sucede, existe la preocupación por la posible pérdida de puestos de trabajo. 

La iniciativa Fight for $15 es diferente; el mercado laboral está respondiendo a las condiciones de empleo y al aumento de la demanda de mano de obra. Aumentar el salario mínimo en este caso debería aumentar los salarios y el empleo.

“Esto es bueno para el resultado de los trabajadores con salarios bajos porque deberían poder obtener salarios más altos y más personas que quieran conseguir trabajos deberían poder conseguirlos”, dijo Phelan.

La escasez de mano de obra en la industria de la comida rápida también se debe a la ayuda Covid-19 del gobierno federal paquete que incluye controles de estímulo para los trabajadores que en general aumentan los beneficios por desempleo.

En marzo, la Administración Biden aprobó $1,400 en cheques de estímulo. Desde la publicación de los terceros cheques de estímulo en marzo, se han enviado ocho conjuntos de cheques de estímulo desde 2020. 

El octavo conjunto de cheques de estímulo ha llevado el número total de pagos realizados a 164 millones de estadounidenses, que asciende a unos 386 mil millones de dólares.

“Son geniales en el sentido de que han permitido que los hogares se las arreglen durante la pandemia”, dijo Phelan.

El primer cheque de estímulo fue de $1,200 que fue enviado a estadunidenses en abril de 2020. Esto se produjo en un momento en que la industria de restaurantes y servicios de alimentos perdió 6.2 millones de empleos, según la Asociación Nacional de Restaurantes.

Los trabajadores afroamericanos y latinos fueron los más afectados por la industria de restaurantes y alimentos durante la pandemia. Según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., en el 2020, el 13.9 por ciento de los trabajadores de la industria alimentaria y de restaurantes eran afroamericanos, mientras que el 27.3 por ciento eran latinos.

La organización Fight for $15 dijo que es injusto que corporaciones como McDonald ‘s sigan enriqueciéndose durante la pandemia mientras los empleados han estado trabajando muchas horas con poca paga.

“Tengo que trabajar en McDonald’s y otros seis trabajos de reparto y no debería tener que trabajar de cheque en cheque para sobrevivir, ningún padre debería hacerlo”, dijo Townsend.

McDonald’s generó un ingreso total de $19.21 mil millones en 2020. Además, McDonald’s reportó $5.12 mil millones en ingresos para el primer trimestre de 2021.

“Estamos en huelga hoy para dejar en claro que no deberían tener que esperar hasta que los legisladores hagan efectivo el salario mínimo — tiene que estar en vigor hoy en día“, dijo Townsend. “Tienes los fondos para hacerlo”.

Ramón Hernández, un ex empleado de Subway, fue a la huelga en solidaridad con los trabajadores de McDonald’s.

“Estoy aquí para apoyar porque tengo amigos y familiares que no reciben el salario mínimo que merecen, están luchando”, dijo Hernández. “Queremos un salario digno para pagar la renta y otras necesidades”.

Los empleados de McDonald como Townsend y Cervantes dijeron que no dejarán de luchar por lo que merecen porque saben lo que valen. Continuarán alzando la voz y exigiendo lo que es correcto para los trabajadores de McDonalds, especialmente a medida que continúan enfrentando los desafíos de la pandemia.

“Estamos aquí luchando como padres porque necesitamos el pago mínimo para criar a nuestros hijos”, dijo Cervantes. “Es muy difícil ir a trabajar durante la pandemia por temor a enfermarse y regresar a casa”.