Estudiantes indocumentados aún enfrentan preocupaciones después de aprobación de nueva ley

Back to Article
Back to Article

Estudiantes indocumentados aún enfrentan preocupaciones después de aprobación de nueva ley

Jonathan Aguilar | La DePaulia

Jonathan Aguilar | La DePaulia

Jonathan Aguilar | La DePaulia

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Por primera vez en el estado de Illinois, una nueva ley aprobada por la Asamblea General y firmada por Gobernador Pritzker el junio pasado, puede ayudar a levantar cargas financieras puestas sobre los hombros de varios estudiantes buscando carreras universitarias. 

La nueva ley vigente llamada, Retention of Illinois Students and Equity (RISE) Act, permite el acceso a ayuda financiera de universidades estatales para estudiantes indocumentados y transgénero.

Pero, a pesar de poder obtener ayuda financiera estatal, varios estudiantes indocumentados han expresado que todavía tienen algunas preocupaciones sobre la cantidad de dinero que ira dirigido hacia los gastos universitarios. 

Además, si la nueva ley de RISE aumentará la confianza y la apertura de que estos estudiantes revelen su estatus migratorio. 

Para Brenda González Nuñez, estudiante de cuarto año en DePaul, esta nueva ley no será suficiente para poder proveer una relación estable entre estudiantes indocumentados y la facultad de universidades estatales. 

Creo que las universidades no están haciendo lo suficiente, y no es porque la necesidad no esté allí, sino porque debe haber una comunicación abierta entre el alumno indocumentado y la administración sobre estas necesidades,” dijo González Nuñez.

Ella también destacó que para poder recibir esta ayuda estatal, los estudiantes se deben sentir cómodos en revelar su estatus migratorio, algo que para muchos es difícil de hacer. 

Según mi experiencia, puedo ver que ser indocumentado y necesitar ayuda adicional para ir a la universidad requiere mucho trabajo para poder sentirme cómoda y también ser vulnerable para hablar sobre mi estatus…”  

De hecho, algunos ya han expresado haberse sentido así.

Para Aryam Jaimes Carbajal, de West Lawn, lo más dificultoso durante el proceso de terminar sus solicitudes universitarias ha sido tener que compartir detalles personales de su estatus migratorio. 

Aunque ser indocumentado es una [gran] parte de mi identidad, temo que mi aceptación pueda ser penalizada por eso,” dijo Jaimes. 

De hecho, sus miedos están justificados. 

Según Allison Brownell Tirres, profesora asociada en leyes y experta en leyes de inmigración y ciudadanía en DePaul, la nueva ley de RISE no les asegura un estatus legal migratorio en los Estados Unidos. 

“El hecho de que los estados provean matrículas en el estado o ayuda financiera a estudiantes indocumentados no les facilita, como asunto legal, obtener un estatus de migratorio legal,” dijo Tirres. “Esto es debido en gran parte de que nuestro sistema trata [esto] como dos cosas separadas.” 

Tirres también dijo, “ Solo el gobierno federal, de conformidad con las leyes aprobadas por el Congreso y/o las políticas del poder ejecutivo, puede otorgar el estatus.”

Aunque el estado le ha otorgado ayuda financiera de universidades estatales a estos estudiantes indocumentados a través de RISE, no le provee ayuda migratoria. 

Además, existen estas dudas sobre si de verdad vale la pena revelar su estatus migratorio para recibir este tipo de ayuda. 

Y para otros como Jaimes, que dice que hubiera seguido con la decisión de obtener una carrera universitaria si la nueva ley fuese aprobada o no, esos miedos nunca van a desvanecer.  

“Personalmente, habría permanecido decidido a seguir una educación superior, porque sé que existen becas abiertas para estudiantes indocumentados que existen,” ella dijo. “Sin embargo, estas becas se limitan a estudiantes con perfiles académicos sobresalientes ….así que entiendo que para otros puede ser difícil perseverar sin obtener ayuda basada en la necesidad como estudiantes indocumentados….”